viernes, 29 de mayo de 2009

Semenario

Y Cardenal, al día siguiente, llegó a aquel colegio y vio saliendo de la capilla a Niño, con pasos cortos y rápidos, seguido por Cura, con pasos cortos y rápidos. Y Cristo en la pared lloraba, pero nadie le veía, que estaba castigado, de espaldas.

Y Cardenal paró a Niño, orgulloso de servir de ejemplo, supongo.

-Y tú, pequeño, ¿quieres ser sacerdote de mayor?

Niño miró a Cura.

-¿Yo? ¿De mayor? Yo quiero ser aborto.

3 comentarios:

Leteo dijo...

Igual se me ha ido un poco la mano con el título, pero no puedo evitarlo.

A.T.S dijo...

Nononono muy grande! a ver si resulta que son peores los abortos que las violaciones a niños, no te jodes!

Rosalie dijo...

Oh yeah, baby (H). Me ha gustado :)