miércoles, 7 de mayo de 2008

El Starbucks es lo que tiene...

-Te han puesto aquí tu nombre.
-Es como un autógrafo pero hecho por otro.
-Vamos... un grafo...
-Querrás decir un heterógrafo.
-No. Un grafo. Como "autobiografía", que viene de "biografía".
-Pues no, porque una autobiografía no es lo contrario de una biografía. ¿Sabes? Tienen que ser contrarios... Si un autógrafo es un grafo hecho por uno mismo, un heterógrafo es un grafo hecho por un hetero...
-Ejem...
-Sí, bueno, tú ya me entiendes. En fin, que ese café me correspondería a mí.
-Pues hala, toma.
-No, no. Te lo regalo... Si es que soy muy complaciente.
-Sí, y muy autocomplaciente también.
-Jaja, desde luego. ¡Aunque lo que más soy es biocomplaciente!

[Y a buen encendedor, pocas palabras gastan... (o algo así).]

5 comentarios:

Elenthir dijo...

Comento tarde, aunque lo leí hace mucho. Pese a que nadie te comente a mi me molan este tipo de post.
Un PA(progresa adecuadamente)
A cuidarse!

Laura Pablo dijo...

Fan desde el silencio...
Estoy enamorada de tus textos. Nunca comento, pero mis ansias de nuevas dosis (siempre que el autor vaya bien de tiempo y sin ánimo de agobiar) me han hecho escribirte.

Un saludo!

Fran Avilés dijo...

Está bien tu blog, me gusta. Enhorabuena.

TXETXU dijo...

A mi también me gusta, aunque pase poco. Siempre se me olvida ponerte en la columna del mio y entro cuando lo veo en el de Loren.

Un abrazo.

biocomplaciente dijo...

a mi tambien me complace la vida!!!xD
danidyx