domingo, 24 de febrero de 2008

Mi niño respiraba la magia, respiraba la noche mientras las estrellas me lo mecían e iluminaban. ¡Cómo admiraba yo aquellos soles que a mi niño mecían e iluminaban, mientras se lo llevaban con ellos a viajar por nuevos parajes!
Noche estrellada. Óleo sobre lienzo, por Vincent van Gogh. (Elegido por Olga :D)

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ahora va a ser dificil de evitar que cuando vuelva a mirar este cuadro no respire la noche mientras las estrellas me mecen he iluminan, que no respire esa magia…;)

Jose dijo...

Ohh Vincent Van Gogh!!! que recuerdos me trae de mi pasado como historiador del arte!!! estas actualizaciones me gustan mas nacho, sigue asi y dejate de poner el quijote...jajaja

1 abrazo!!

A. Cabas dijo...

simplemente genial..